Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

Contexto Histórico y Social

 

¿En qué momento histórico ocurre la fundación del colegio Andrée, ¿Qué ocurría en el mundo, y específicamente en Chile, en esos años?, ¿De qué manera esos acontecimientos históricos y sociales influyeron o se manifestaron en el proceso de crecimiento y desarrollo del colegio Andrée?

La fundación y los primeros años del colegio Andrée ocurren en los años sesenta, período en que hubo un conjunto de acontecimientos que determinaron grandemente la historia de las décadas posteriores.

Algunos de esos hechos fueron los siguientes:

El encuentro de la juventud con identidad generacional: aparecen “Los Beatles”, se realiza Woodkstock, emerge el movimiento de los hippies, se produce el movimiento de protesta estudiantil en Francia, “Mayo del 68”, etc.

Las reformas en las instituciones tradicionales de la sociedad: se realiza el Concilio Vaticano II, se producen reformas universitarias en varios países incluyendo Chile, etc.

Revisión de las relaciones económicas de producción: se inicia la modernización del Estado, se produce la reforma agraria, Estados Unidos lanza la Alianza para el Progreso, etc.

Radicalización política en distintos países: son los años de la Revolución Cultural en China, se produce la Revolución cubana, está en desarrollo la Guerra de Viet Nam, etc.

Desarrollo científico y tecnológico sorprendente: está en marcha la carrera espacial entre USA y la URSS, el hombre salió al espacio exterior (Gagarin, 1961, Shepard y Glenn, 1962), el hombre llegó a la luna, 1969, etc.

Presencia de lideres carismáticos: John Kennedy, Martín Luther King el papa Juan XXIII, etc.

Si en los años 30 y 40,el mundo había sufrido guerras y el odio había nublado su horizonte, en los años 50 y 60 la humanidad reconstruyó sus ciudades, curó sus heridas, y proyectó su futuro con la esperanza de su encuentro vital y glorioso. Chile no estuvo ausente de estos acontecimientos y también se sumó, ya sea reproduciendo o siendo original en el movimiento de la historia.

En este contexto general tuvo lugar la fundación del colegio Andrée, institución educacional que con el correr delos años se convertiría en un sólido pilar espiritual y educativo para iluminar a las nuevas generaciones.

Hoy día, en el paso del siglo XX al siglo XXI, el mundo vive un proceso de creciente alejamiento de las referencias religiosas y espirituales, lo que produce una situación general  preocupante, con indicadores tales como:

Creer que solo la razón puede descubrir la verdad, descartando toda otra vía o recurso como la emoción, la revelación divina, la religión, etc.

Esta característica tiene su origen en el positivismo y racionalismo y en las ideas de R. Descartes “pienso, luego existo”.

Exaltar la libertad individual como la única referencia ético y moral, descartando  una concepción religiosa que conlleva aceptar una instancia divina (por sobre los hombres) como fuente para el discernimiento moral.

Esta idea se ha agudizado a partir de la Revolución Francesa y de las transformaciones sociales y políticas de primera mitad del siglo XX.

Carecer de un sentido de existencia, reduciéndola vida humana a una dimensión inmanente, hedonista, y material.

Si en la sociedad victoriana, el tabú estaba referido a la sexualidad, hoy día ese tabú tiene que ver con el sentido dela vida, lo que exacerba el presente y la juventud, sin admitir  el paso del tiempo, el envejecimiento, y el cambio.

Tener poco respeto por la vida humana, despojándola de su sentido sagrado y permitiendo en cambio experimentos que amenazan nuestra esencia constitutiva.

Esta amenaza se basa en la idea que “el desarrollo tecnológico constituye la base y fundamento de la ética”, lo que significa que los experimentos que atentan con la vida se hacen (o la bomba atómica se produce) porque científica y tecnológicamente es posible hacerlo, sin considerar si corresponde hacerlo o no.

-Buscar explicación o solución global (para resolver los problemas del ser humano) en fuentes disímiles a las que se les confiere igual validez e importancia.

Estas fuentes o explicaciones van desde las posiciones materialistas de los filósofos sociales del siglo XIX hasta las lucubraciones esotéricas de la homologación de los contrarios, como lo plantea el movimiento New Age basado en la lógica de Lao Tsé.

Sobredimensionar el desarrollo científico y tecnológico, confundiendo los medios con los fines.

Algunas consecuencias de esta confusión tienen que ver con el alejamiento del ser humano del contacto con la naturaleza, el creciente nivel de consumismo, el cambio en las referencias del tiempo y del espacio al introducir la realidad virtual, etc.

Frente al preocupante cuadro general de la sociedad moderna, el colegio Andrée levanta la visión religiosa-espiritual (el cristianismo) para señalar que el ser humano no es un conjunto de huesos y carne, ni de sistemas energéticos, que desaparece en el tiempo, sino que ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y que está llamado a la trascendencia.

El Andrée es un colegio cristiano, porque su nacimiento, crecimiento, y maduración ocurrió bajo la luz inspiradora que nos lleva a apreciar en cada alumno la obra maravillosa del Creador, lo que significa amarlo, cuidarlo, y canalizar todas sus posibilidades.

Por eso, “nuestra responsabilidad no termina con la simple entrega de conocimientos, sino que dicha acción sólo adquiere sentido al quedar impregnada de valores”

El colegio Andrée nació para encauzar el intelecto y el espíritu humano hacia su encuentro trascendente con Dios y para enseñar a los hombres la posibilidad de su realización y felicidad aquí en la tierra.

 
menu